Islandia en diciembre

Otra opción es hacer escala en Londres, de donde salen varios vuelos diarios con destino Islandia. Tiene una duración de 45 minutos y cuesta 24 horas el trayecto. Se recomienda reservar online con antelación a través de esta web , pues tiene una elevada demanda, sobre todo en temporada alta. En los meses de mayo o septiembre el tiempo no es malo y la afluencia de turistas es menor. Pero soy de la opinión de que Islandia es para todo el año. Abril no es mal mes para viajar a Islandia y nos permite hacer muchas de las cosas que se pueden llevar a cabo en verano contando con serias opciones para ver auroras, aunque sea complicado dado que anochece a eso de las diez de la noche.

La pregunta del millón, el tiempo que necesitamos para recorrer el país. Como por ejemplo:. De forma organizada en grupo, de manera completamente independiente o un mixto que funciona especialmente bien y que ofrecen compañías que operan en Islandia como Island Tours.

50 consejos útiles para viajar a Islandia

Todo de una manera coordinada, con asesoramiento total por parte del equipo que forma parte de la compañía De ese modo se puede hacer un viaje por libre en Islandia dejando cerradas algunas cuestiones importantes y así sólo preocuparse de disfrutar. Y si sucede algo como quedarse tirado en un temporal tienes un teléfono de emergencia 24 horas con el que ayudarte y cambiar reservas del camino si es necesario. Así fue cómo lo hice yo. Seleccione el tipo de viaje: Nombre requerido.

Guía práctica para viajar a Islandia en Invierno | Callejeando por el Planeta

Correo electrónico requerido. Fecha aproximada de salida: Acepto los términos y condiciones de Islandia Tours. Es mayoritariamente de dos carriles bien diferenciados, uno por cada sentido. Lo que viene siendo una carretera secundaria en cualquier país. Por el momento no existen las autopistas ni autovías en Islandia. Van con lectores de tarjeta de crédito para que pagues in situ y no te escapes sin un buen sablazo islandés. Incluso se pueden ver los distintos tramos por webcam. Entre medias hay matices como el blanco nieve en el asfalto , el amarillo placas de hielo dispersas , azul escurridiza , el rosa difícil conducción o el negro pésimas condiciones de la vía.

Conviene tener muy en cuenta estas indicaciones dado que cuando hay temporal en Islandia la visibilidad puede ser mínima o se corre serio peligro de quedarnos atrapados en la nieve. Podemos despertarnos con las carreteras cortadas y tenerlas habilitadas en menos de una hora.

Y sin una sola gasolinera. Incluso muchas N1 en castellano. Los pasos a dar son los siguientes:. En los surtidores debemos introducir en primer lugar nuestra tarjeta de crédito, antes de quitar la manguera. Si queremos llenar el coche y hemos puesto Después echamos la gasolina o gasoil. Colgamos de nuevo la manguera y fin de la operación.

ISLANDIA EN 12 DIAS -AURORA BOREAL & ROADTRIP-

Y, por supuesto, de los nuestros. Ya disponibles las guías para coche del sur de Islandia , norte de Islandia y península de Snaefellsnes. Las temperaturas islandesas no son tan extremas como podamos imaginar, incluso en invierno, pero sí lo es el viento, que es el que puede jugarnos malas pasadas. Y esta es una gran verdad que debemos tener en cuenta.

Guía práctica para viajar a Islandia en Invierno

Herramientas como la web del servicio de meteorología islandés en. No seamos aguilillas. No es raro que una habitación doble que en España correspondería a un 3 estrellas venga a costar mínimos de euros en verano fuera de temporada bajan mucho los precios. Existe la posibilidad de alojarse en granjas Farm Holidays que cuentan con habitaciones compartidas o privadas, a un menor coste. Y, por supuesto, de ir de un camping a otro. El mejor truco para reservar alojamiento es que definamos nuestro viaje con tiempo. Durante la temporada alta junio, julio, agosto y parte de septiembre o mayo las plazas se agotan con meses de antelación y puede resultarnos especialmente complicado encontrar alojamiento.

Por eso es necesario llevar a cabo las reservas de cara a no llevarnos la sorpresa de no tener dónde dormir o que el precio de ese hotel que nos gusta se haya triplicado de la noche a la mañana. Y cuando digo es todo es todo. Aun así, y por si acaso, si deseamos llevar de antemano algo de efectivo, aunque sea poco, se puede usar alguna empresa de cambio de divisas online tipo www. Es raro, pero puede suceder. Las sopas islandesas son potentes y nos pueden dar energía y calor en los almuerzos.

Por cierto, no dejar de probar la de champiñones. No he comido otra igual en mi vida.

Países y ciudades

He encontrado en la red un mapa con todos los establecimientos Bonus que hay en Islandia. De ese modo puede servir a la hora de conocer dónde poder parar a hacer compra de comida, bebida, o lo que necesitemos. Ojo, también en las gasolineras venden todo tipo de productos, aunque no tantos. Evitar en la medida de lo posible el algodón.

En realidad el truco en Islandia es el de las capas. Y viceversa. Las gafas de sol son necesarias, tanto cuando haga sol como cuando no y vayamos a la nieve. No depende, por mucho que así la gente lo crea, de si hace frío o calor. Para que tengamos posibilidad de ver auroras boreales bastan tres factores:. Ayuda, por supuesto, estar en una zona despejada sin contaminación lumínica, entrenar nuestra vista en la oscuridad y tener mucha pero que mucha paciencia. O simplemente no surja y nos quedemos con las ganas.

La naturaleza es caprichosa y no la podemos controlar. En abril la cosa se complica y a partir de mayo lo que nos falta son horas de oscuridad total. Otra web a tener en cuenta es www. En los hoteles también pueden asesoraros si se presenta una buena noche. Si las luces del norte son también tu sueño no te pierdas estos 10 consejos para ver auroras boreales en el norte de Europa. Esto se debe, entre otras cosas, a que desde la llegada de los vikingos al país no se aceptan los neologismos venidos de otros idiomas.

Si nace una nueva palabra en inglés se crea enseguida su homónima islandesa. Y, aunque hay palabras muy largas, lo mejor es que las cortemos y las digamos despacio para que nos entiendan. Sí, el Eyjafjallajökull. No es tan difícil decirlo. Por ejemplo, si un nombre termina en —jökull sabremos que se trata de un glaciar.

Las auroras boreales en Islandia

Si lo hace en —vík una bahía. Bahía humeante. Y como en la escuela eligen otro idioma para aprender, muchos escogen el castellano.


  1. conocer gente new york.
  2. el pendulo castelldefels discoteca.
  3. Más allá del muro: por qué ir a Islandia en invierno.

No es super raro, por tanto, encontrarse a islandeses e islandesas chapurreando un español playero infinitamente mejor al islandés que cualquiera de nosotros aprenderíamos en una década. Si cruzamos al otro lado del puente encontraremos una mayor extensión que recorrer y diez veces menos turistas. Podremos escuchar cómo cruje el hielo y el sonido de las aves marinas que se encuentran en la zona.

Si tenemos suerte podemos ver caer un buen bloque de hielo, ya que la pared de la lengua del glaciar queda muy a la vista. Es un lugar absolutamente encantador. Si tenemos que decidir qué cataratas debemos ver sí o sí en nuestro viaje a Islandia tendríamos que anotar los siguientes nombres: El payaso volador llega a las costas del país a finales de abril y se marcha a finales de agosto. Anida al borde de los acantilados en zonas en la que la hierba permite tener nidos mullidos que ellos mismos se ocupan de excavar y ocupar un año tras otro. También en las islas Westman Vestmannaeyjar se encuentra la mayor colonia de frailecillos de toda Islandia.

En Reykjavik las mismas compañías que organizan salidas para ver ballenas durante la primavera y el verano , tienen excursiones muy demandadas centradas en la observación de frailecillos. Ballenas jorobadas y frailecillos en un tour veraniego.

Archivo de Islandia24

Por cierto, los frailecillos no son pingüinos por mucho que algunos se empeñen. Incluso a veces se dejan ver orcas en ambos casos, aunque esto sea una lotería. Y si no pueden salir te devuelven el dinero. Hay que ponérselos encima de lo que llevemos, aunque vayamos de por sí abrigados hasta los dientes. A veces el personal surte de pastillas para el mareo y bolsas por si acaso no somos capaces de resistir los vaivenes de la embarcación.

En este caso lo mejor es tumbarse o sentarnos con la vista dirigida al horizonte lejano. Todos los años hay turistas que por pasarse de imprudentes sufren graves quemaduras. Hacer caso a las indicaciones de los parques o reservas naturales es cuestión de lógica y dos dedos de frente. En ese caso no resulta necesario contratar un seguro aparte. A partir de esa hora podemos encontrarnos con que el cocinero se marche a su casa y no sirvan absolutamente nada. Y no pondremos un aprieto al recepcionista del hotel cuando vengamos con hambre después de un día largo de actividades y no haya nada para comer.

Por eso es raro que haya un pueblo sin su piscina municipal al aire libre y una cantidad ingente de baños naturales nos colapsen de propuestas apetecibles para relajarnos como cuando los vikingos venían de la batalla. Incluso muchos hoteles, granjas o guesthouses cuentan con sus propios hot pots, que son una especie de jacuzzis o mini-piscinas donde meternos al agua por la noche a ver las estrellas o las auroras mientras en el exterior estamos a bajo cero.

O incluso diría que mucho mejor al terminarlo. Se encuentra próximo al aeropuerto de Keflavik 20 kilómetros o 15 minutos y puede ser una forma magnífica y relajante de despedirnos de nuestro viaje a Islandia.